viernes, 19 de febrero de 2010

Daniel Larusso, eres un fraude!!

Desde hace años he creído que Ralph Macchio era un buen tío, que Daniel-san era un personaje entrañable... con el tiempo he descubierto que el malo era él.


Sí amigos, el tal Daniel es un pieza capaz de robarle la novia a un pobre chaval y que pega a traición, dando por saco a unos estudiantes con problemas que sólo querían vivir su vida y pasar por el mal trago de la pubertad de la mejor forma posible, haciendo karate en el dojo, saliendo con sus colegas de fiesta o intentando pillar cacho con la novia, como todo hijo de vecino.
Para demostrar mi tesis aquí os pongo un link a un extracto bastante revelador de la película:

http://www.youtube.com/watch?v=2XEhUjRWdNE&search=karate%20kid%20beach

En la escena hay discusión acalorada, todo porque Johnny llega a la playa para ver a su ex a ver si lo arreglaban de una vez, que se estaban dando un tiempo, que oye qué guapa estás con esa blusa…
y se la encuentra tonteando con el panoli del Daniel, total, el tío quiere hablar con ella, y la música está muy fuerte, por lo que pilla la radio para bajarla un poco y a esto se presenta el tal Daniel : “que si la radio es mía, que me la des o te enteras…”
Johnny le da la radio con cierta fuerza, y el flojeras de Daniel se cae de culo en la arena, y se levanta con ganas de bronca, le intenta pegar una vez, Johnny le esquiva y le hace caer, sin pegarle. Por segunda vez el tal Daniel, vuelve a cargar, y el pobre Johnny le vuelve a hacer caer, sin intención de herirle, haciéndole otro barrido. Por tercera vez el marrullero de Daniel se enfrenta a Johnny, éste, ya obligado por la cabezonería del tal Daniel le da un limpio golpe en la boca del estómago, para dejarlo sin respiración y no tener que hacerle daños mayores. Una vez que le ha dejado en el suelo, y recibe la bronca de la mojigata de la ex-novia (una guarrilla, si se me permite opinar, y una lianta) el buenazo de Johnny (si es que no tiene otro nombre) se inclina para ayudarle a levantarse a Daniel, para él el combate ha terminado y ya se ha visto quien es más fuerte ,no es necesaria más violencia, y se preocupa por su estado...

... Ahí, Daniel le da un golpe a traición, en este punto se ve el lado oscuro de Daniel-San. Obviamente, dicho ataque a traición merece una respuesta contundente, y obliga a Johnny a reducirlo con contundencia.

Más tarde en la película hará más de las suyas, como tirarles agua a los pobres chavales porque se estaban fumando un peta ¡¡Joder!! Si es que lo iba buscando.
Ojetivamente los Cobra Kai son los buenos, ¿¿Donde se ha visto un fumeta malvado?? Joder, si son unos trozos de pan, unos pobres chavales que intentan hacerse un hueco entrenando mucho y sufriendo a su sensei , que realmente no era mal tío, pero tenía el típico síndrome del combatiente: Paranoia, exacerbación de la violencia, determinación exagerada...
¿No os suena? Joder, si hubieran hecho una peli de este tío, sería un buenazo.

¿¿Pero qué coño?? sí que hay una peli de este tío, ¡¡se llama RAMBO!! Nadie diría que Rambo es malo, ¿No? pues el pobre maestro de los Cobra Kai sólo necesitaba una oportunidad. Y si no hubiera sido por la patada de mariquita del Señor Miyagi (en paz descanse) y porque al final el buenazo de Johnny (que era un buenazo) no le quiso machacar el esófago por las malas, de qué iba a haber ganado un lerdo semejante un trofeo.

Amigos de verdad.



PEGAR PRIMERO!! PEGAR DURO!!! COBRA KAI!!




1 comentario: